El tratado de la barba

Camarada barbero, no es la primera, ni la última vez, que hace eco en nuestras cabezas aquello del ‘resurgir de la barbería’… que si la barba es tendencia… que si la vuelta del dandy… Y entre tanta elegancia, ¿te has parado a pensar cómo se ve tu trabajo desde los ojos de un cliente? Por Lord Jack Knife

ljk 0032 HQ

Sin lugar a dudas, el servicio de recorte y puesta a punto de la barba es, hoy en día, uno de los más demandados, motivo más que suficiente para no omitir detalle alguno en su ejecución. Mi propósito es facilitar ciertas claves que nos permitirán llevar a cabo nuestra labor, no sólo con éxito, sino también con clase.

Preparación:

Todo barbero debería saber que la preparación de cualquier trabajo es el 80% de un buen resultado. Por ello es nuestra tarea y obligación considerar la buena colocación de nuestro cliente para evitar forzosas posturas que atentan contra nuestra salud, pero aún más lo hacen contra nuestra reputación profesional.

Ejecución:

Las herramientas que se emplean en la reducción del vello facial son bien básicas pero esenciales para trabajar con garantía de éxito.

La máquina, siempre, con motor de pivote, de este modo, el pelo será cortado mejor por sus bajas revoluciones y potencia constante. ¡Es el 4×4 de los clippers!

Hidratación:

Para evitar descamación cutánea, suavizar el pelo y tornarlo más dócil, éstas son las sugerencias que debes darle a tus clientes:

-Jabón líquido o en pastilla para las barbas más cortas: evita recomendar productos cuya formulación contenga derivados del alcohol. Además de mermar en calidad, arruinan la experiencia placentera de la higiene.

-En el caso de barbas de media longitud, la combinación de jabón para la barba y aceite permite prevalecer la limpieza de la piel y el pelo, además de controlar y aportar brillo a la barba.

-Finalmente, aquellos que apuesten por una mayor largura, deberán cerciorarse de que no hay mejor tándem que aquel formado por jabón, para limpiar la barba, y manteca, para hidratar y fijar su forma durante todo el día para que luzca compacta

Ahora que acabas de ampliar tu conocimiento, no ofrezcas servicios por tendencia, demuéstrale a tu público que de tratados sabes, y mucho.