Alvaro The Barber

En la remodelada barbería de Alvaro The Barber podemos ver la esencia de las barberías clásicas con el afeitado a navaja como servicio esencial, llevada al hombre del siglo XXI, con servicios de peluquería como la coloración y los cortes de tendencia, y de estética como la manicura o el maquillaje de novios. Hablamos con el propio Álvaro, que nos explica sus sensaciones tras el resultado.

Para la decoración, tal y como nos comenta Álvaro, se siguieron principalmente dos puntos: “por un lado, quería conseguir un espacio mas funcional y diáfano. Y por otro, transformar en oportunidades las particularidades del local, darle un toque industrial y urbano abriendo el espacio al patio interior con su muro ‘decadente’ lleno de musgo por sus 40 años de sombra y lluvia”.

“La inspiración tiene su origen en las barberías del siglo pasado, pero sin caer en una réplica de aquellas. Se seleccionaron materiales tradicionales para incorporarlos en un contexto actual.”

“Lo que más me gusta es el equilibrio entre lo ‘retro’, como las baldosas y enchufes, lo industrial como los cerramientos tanto de patio como de fachada en hierro sin pintar, y la ligereza del mobiliario.”

“Le di a David Domínguez, el arquitecto, una idea general de lo que quería, pero él le dio su visión personal y su proyecto ha superado lo que había en mi cabeza. Aún se me cae la baba al entrar cada mañana”

¿Dónde encontrarlo? Gonzalo de Berceo 46, Logroño.

Fotografía: Daniel del Castillo