Rejuvenecimiento de manos

La piel de las manos es una de las más delicadas del cuerpo y merece ser atendida de igual forma que cuidamos la piel del rostro. Para lucir unas manos rejuvenecidas, hidratadas y regeneradas que estén protegidas de los agentes externos, se recomienda el tratamiento Beauty Hands que combina un inductor de colágeno, un peeling específico de manos y la carboxiterapia.

 

Las manos pueden pasar inadvertidas cuando mimamos y cuidamos la piel de nuestro cuerpo, pero mantenerlas bien hidratadas y nutridas es fundamental. No debemos olvidar que las manos son un claro indicador del cuidado de una misma y pueden ser delatoras de nuestra edad. Un rostro joven ha de ir acompañado de unas manos jóvenes.

Para reparar la piel después de los meses de calor se aconseja lo último en el cuidado de las manos; el Tratamiento Beauty Hands. Este protocolo une la acción de la hidroxiapatita cálcica, con la que se estimula la formación del colágeno, y el peeling especifico de manos que ayuda a regenerar la piel y mejorar su calidad junto a la carboxiterapia. Los resultados: unas manos hidratadas, jóvenes, revitalizadas y protegidas para regenerar la piel post verano y aguantar el frío del invierno.

 

Beautiful woman's nails with french manicure.

Tratamiento Beauty Hands

Es recomendable para aquellas manos envejecidas, deshidratadas y con tendencia a resecarse con la llegada del frío. Es ideal para todas las edades y tanto para hombre como mujer.

En primer lugar, se aplica un inductor de colágeno con el que conseguirá estimular la formación de colágeno. Gracias a la composición de este nuevo relleno basado en un gel acuoso (celulosa, agua y glicerina) que suspende microesferas de CaHA (hidroxiapatita cálcica), se consigue aportar volumen con un efecto de alisamiento inmediato y estimular la producción de colágeno natural.

Es uno de los productos más seguros y es totalmente reabsorbible. Sus efectos son visibles hasta 12 meses después.

Esta primera parte del tratamiento tiene un efecto visible inmediato. Pero además, gracias a la estimulación de la producción de colágeno, consigue fortalecer la dermis y mejorar su estructura.

A continuación, se aplica la acción de la Carboxiterapia. Con ella, además de aumentar la producción de colágeno, se mejora la elasticidad y aporta una mejor oxigenación a la piel de las manos. La utilización del CO2 mejora la microcirculación y la perfusión de los tejidos. Es aconsejable su aplicación por vía subcutánea para estimular así el flujo sanguíneo mediante una fina aguja.

Para obtener unos resultados óptimos, se recomienda realizar 1 o 2 sesiones con el inductor de colágeno (espaciado en un mes) y de 2 a 5 sesiones de Carboxiterapia  (cada 7-15 días). Siguiendo estos consejos se conseguirán unas manos bonitas, jóvenes e hidratadas, que estén bien preparadas para aguantar los agentes externos del invierno (frío, sequedad,…). La terapia peeling para regenerar las capas más superficiales de la piel precisa de 2 a 3 sesiones.

Información: Institut Dra. Natalia Ribé