Marketing navideño. Estrategias y actitudes para implementar la venta

La Navidad es uno de los puntales del año en cuanto a volumen de servicios y clientes. Queremos que le saques el mayor partido posible a esta etapa del año y, por eso, a continuación encontrarás estrategias y acciones pensadas para aumentar las ventas de servicios y productos.

 

double exposure of city and business man using digital tablet

 

Servicios con enfoque navideño

Los servicios de peluquería deben enfocarse y adaptarse a la etapa de cada año con tal de reforzar y aumentar, en la medida de lo posible, la clientela. La clave está en ofrecer packs y servicios que vayan más allá de la oferta habitual del salón.

Por ejemplo, hacer ofertas de servicios de packs de recogido y maquillaje. También se puede ofrecer un retoque de maquillaje al final del servicio y mostrar a la clienta trucos que pueda aplicar en su día a día. Con esto, además de que quede satisfecha con el resultado, descubrirá productos que quizás no conocía y despertaremos un interés en ella.

Si además de peluquería, el espacio cuenta con spa o cabinas, es interesante diseñar protocolos acordes a estas fechas: tratamientos relajantes, tratamientos de belleza flash…

Si el salón dispone también de tratamientos de venta como crema de manos, podemos ofrecerle a la clienta un tratamiento de manos mientas recibe el servicio, o una nueva mascarilla…

Es cuestión de adaptar las promociones y el enfoque de los servicios en función de las posibilidades del salón.

Acciones para activar la venta

La Navidad es uno de los momentos clave para reactivar la venta de producto final a tus clientes. Es por eso que, a continuación, te detallamos una serie de acciones que podrás llevar a cabo en el salón para que tus clientes no se vayan con las manos vacías:

-Una de las acciones comunes y que suelen funcionar para apoyar las ventas en esta época del año es la creación de cofres con distintos productos de la marca a un precio inferior que la venta de los mismos por separado.

-La misma idea es conveniente si la marca dispone de productos tamaño viaje, ya que la clienta tiene así la oportunidad de probar distintos productos de la marca a un precio más asequible.

-Otra de las opciones es que por la compra de un producto de tamaño regular obtengan una muestra de otro de los productos en tamaño mini, ya que la mayor parte de los productos tienen que ser probados para generar una vinculación entre la marca y quien lo consume.

-También se pueden realizar sorteos entre todas las clientas del mes de diciembre o a través de las redes sociales del salón.

Actitud del equipo

El profesional, más que un vendedor, es un líder de opinión, un  prescriptor. Suele ser la persona en la que los clientes más confían, el experto, así que su actitud debe ser siempre la de aconsejar lo mejor para cada uno, pero sin ser invasivo.

El profesional debe preocuparse por saber cuáles son las inquietudes de sus clientes para luego aconsejarle cuáles son los productos que realmente necesita.

En resumen: cuatro premisas básicas

En primer lugar, ser honesto con uno mismo y no querer inducir a los clientes a una compra de algo que no necesita o que no es adecuado para él.

En segundo lugar, conocer a la perfección los productos con los que se trabaja y los que posteriormente podrás recomendar. Sólo así, el profesional tendrá la credibilidad suficiente para convencer al cliente sobre qué producto es el ideal para él. De esta manera la venta estará asegurada.

En tercer lugar, tener una preocupación real por las inquietudes y lo que quiere conseguir el cliente para guiarlo lo mejor posible.

Siendo honestos generaremos confianza, y la confianza nos llevará a un incremento de las ventas.

Información: Ingrid Beltran y Anna Escayola, de Nice Mondays Agency · www.nicemondaysagency.com