Los cepillos para barba, imprescindibles para su cuidado

A estas alturas quienes lucen barba ya saben cuáles son los cuidados que deben proporcionar para mantenerla en perfecto estado: brillante, hidratada y con buen aspecto. A priori pensamos en productos para llevar a cabo estas rutinas, ¿pero y qué papel juegan los cepillos para barba? Menos conocidos, también son una herramienta a sumar en su cuidado.

cepillosbarba
Los cepillos para barba tienen unas especificaciones diferentes a la de un cepillo para cabello. Para mantener las barbas largas con un aspecto sano y brillante, y también para el cuidado de la piel de esa zona, los cepillos suponen una herramienta más a sumar en la rutina de la barba. Te invitamos a conocer más detalles sobre esto y sobre su utilización a lo largo de estas preguntas.

¿Qué papel juegan los cepillos para barba en su cuidado?

Al igual que ocurre con el cuidado del cabello en general, la barba también requiere su propio ritual de belleza y un buen cepillado con un cepillo específico es fundamental para su mantenimiento y salud. Además de peinarla, el cepillo juega un papel muy importante en la salud de la barba y la piel pues favorece la estimulación de los folículos pilosos, ayudando a que estén más sanos, así como también ayuda a mantenerla limpia, arrastrando las partículas de suciedad fuera de ella. Asimismo, el cepillo es imprescindible para ayudar a extender y dar forma a la barba, para así también trabajar mejor con ella. 

¿Cuáles son las características de estos cepillos y en qué se diferencian de los cepillos para cabello?

Se trata de cepillos de tamaño más reducido que los del cabello que combinan las cerdas naturales de jabalí con cerdas de nylon para un máximo agarre y confort al entrar en contacto con la piel del rostro. Además, las cerdas de jabalí ayudan a regular el sebo de la piel.

Los cepillos suponen una herramienta más a sumar en la rutina de cuidado de la barba

¿Cuáles son los cuidados básicos que exige toda barba?

El lavado, el cepillado y la hidratación son pasos fundamentales en el cuidado básico de la barba. Eso sí, sin olvidar llevarla pulida y bien recortada. En cuanto al cepillado, se recomienda siempre hacerlo en seco para no arrancar ni partir el cabello.

En cuanto a la higiene, ¿cuál es la manera más adecuada de limpiarla?

Pese a lo que muchos creen, la barba exige un cuidado personalizado, distinto al cuidado de la cabeza, ya que ni el pelo es igual ni la piel es como el cuero cabelludo. Dicho esto, para respetar los aceites naturales y dejar que se regeneren y actúen sobre la piel y el pelo, es recomendable lavarla 3 veces por semana con un champú específico para barbas. A la hora de aplicarlo, lo ideal es masajear con más fuerza, ya que las barbas suelen escamar más la piel. Además, de esta manera se estimulan los folículos, favoreciendo su crecimiento.

El aclarado es importante para evitar picores y descamaciones a causa de los residuos y siempre con agua templada para no resecar la piel. Una vez eliminados los restos de jabón, se puede pasar a al agua fría para cerrar poros y la cutícula y aportar brillo.

El último paso es también muy importante: el secado y cepillado. Hay que secar la barba para evitar olores indeseados, primero suavemente con una toalla y después con el secador y cepillo para estirarla.

¿Qué productos no pueden faltar en el neceser de un hombre con barba?

Un champú específico para barbas, un cepillo de barba para desenredarla y peinar y un sérum.

Información: Termix