Darren Ambrose, la belleza de la verdad

Darren Ambrose Es uno de los mejores peluqueros del Reino Unido, mérito que ha conseguido a base de esfuerzo y del anhelo por alcanzar la imagen más bella, más expresiva.

Su carrera es un ejemplo de que los grandes logros se consiguen a base de grandes valores como la humildad, la motivación y la bondad. Por eso, detrás de cada una de sus imágenes hay belleza y autenticidad.

Una característica de tu estilo es la creatividad a la hora de elaborar nuevas formas y volúmenes, ¿de dónde nace esa visión del cabello tan particular?

Creo que como cualquier cosa creativa surge naturalmente desde dentro y luego se desarrolla. A veces, es un camino claro desde el principio y, simplemente, aparece en tu cabeza.

Puede estar influenciado por algo que ves de camino al trabajo o algo que está a tu alrededor en cualquier lugar y eso hace que la idea te llegue. Otras veces puede pasar un tiempo hasta que esto ocurra, aunque, por suerte, creo que, si tienes la bendición de la creatividad y la capacidad de pensar diferente, se materializa cuando lo necesitas.

Siempre está evolucionando, cuando haces shows, ya sea para la industria o en la semana de la moda, con diferentes caras, diferentes modelos, aunque lo realmente importante es que en ese momento trabajas con su estructura, la forma de la cabeza, de la cara, etc.

Así que, las formas de la cara o las lineales se vuelven bastante evidentes y progresivamente cambiantes. Siempre intentas y evolucionas algo, ya sea un estilo retro o una estructura moderna actual, siempre intentas crear algo un poco diferente.

¿Cuál es el hilo narrativo de la colección Soul? ¿Qué ideas sustentan su inspiración?

La colección se basa en recuperar la belleza natural, por eso la piel de las modelos es muy natural y sin demasiado maquillaje. Lo que he intentado expresar es qué está pasando con ellas como individuas, por eso los colores que pensé para la colección eran más comerciales, haciendo hincapié en el tipo de chica que estaba frente a la cámara y en los escenarios cotidianos del día a día. Se trataba de ser natural y crear una nueva individualidad en la forma femenina.

 

portada

¿En qué te inspiras a la hora de trabajar?

Creo que, si estoy concentrado en crear una colección fotográfica o en una imagen a punto de colocarse frente a la cámara, la imagen más potente me inspira; ya sea lo que está a punto de ver el ojo de la cámara, un tejido, la piel, el color del cabello, la textura… todo eso, en un momento de creación, puede ser muy inspirador y si es importante para mí, hacer que cambie todo.

Así que, si tengo una buena idea, todo puede cambiar drásticamente, ya que la visión del ojo es totalmente diferente a mirar a través de la lente de la cámara. Si veo algo completamente diferente, puedo cambiar las formas allí y en el escenario para conseguir crear una imagen única.

En tu opinión, ¿qué características debe tener un buen peluquero?

Ser un buen oyente, muy abierto, abierto al cambio y a la progresión. Creo que deben estar dedicados a la industria, ser competitivo en el buen sentido, no ser egoísta, sino esforzarse por conseguir sus propios logros y concentrarse en ello.

¿Cuáles son tus mejores virtudes como estilista?

La pasión, el compromiso, la creatividad, la lealtad, ser un buen colaborador y la resistencia.

¿Quiénes son o han sido tus referentes?

El fotógrafo Steven Meisel, Gareth Pugh, Gucci, Vivienne Westwood, Alexander McQueen. Los tejidos también juegan un papel importante en mi trabajo, y los zapatos, son muy importante para conseguir un look total.

¿Qué es para ti este oficio?

Significa todo, ya que es una industria increíble de la que formar parte. Empecé cuando tenía dieciséis años y rápidamente me di cuenta de que no solo se trata de estar detrás de la silla en el salón, aunque esa es una parte muy importante de tu negocio, sino que la cantidad de puertas que se abren a otros desafíos y roles es inmensa.

Me encanta totalmente lo que hago, no lo cambiaría por nada, creo que debes tener esa pasión dentro de ti para aportar y realizarte dentro de esta industria.

¿En qué pilares se sustenta una buena carrera?

Para la persona, se trata de ser un buen colaborador, un candidato leal, un buen oyente y ser fiel a ti mismo. Si tienes que dirigir una empresa, debes construir y crear tu propia ética e imagen de marca y ser apasionado con lo que representas, como creador de imágenes y formador.

Si tienes todos estos atributos en su sitio, podrás desmarcarte del resto y progresar, y así mantener tu carrera y asegurar tu espacio dentro del negocio.

¿Qué han supuesto los premios como estilista y como persona?

Un par de cosas, desde un punto de vista personal, siempre es un gran logro conseguir algo, es reconfortante para tu mente creativa, genial para conquistar esos desafíos.

Como estilista te da más trabajo dentro del circuito y, por lo tanto, desde el punto de vista comercial, cualquier premio que ingrese o gane se convierte en un activo muy valioso para la empresa, no solo por razones de relaciones públicas, sino para mejorar su perfil y conseguir también recompensas económicas.

Tu mujer es también tu socia, ¿qué es lo mejor y lo peor de trabajar con tu pareja?

No tiene nada de negativo trabajar con Jackie, es una persona fantástica, muy fuerte y con mucha visión de futuro. A menudo tengo además que entender cómo consigue hacerlo todo como madre.

Cuando está en el trabajo, está muy concentrada, es una buena colaboradora y una empresaria fuerte. Soy consciente que yo no podría hacer las cosas que ella hace y no hay una cosa peor: ¡lo único que hacemos a veces es hablar demasiado! aunque no es malo para nosotros.

De entre todos nosotros, es una colaboradora de referencia con los diseñadores y estilistas, siempre está muy bien informada. Ha creado un extenso vestuario de tejidos y diseños de alta costura, siempre está muy motivada y ha investigado sobre qué existe, qué no, qué es vintage y qué se ve genial de pies a cabeza.

Si volvieras a empezar, ¿qué cambiarías?

No cambiaría nada, desde el principio me quedé impresionado con las personalidades de la industria y me esforcé por llegar a ser como ellos. Eran tan extrovertidos y divertidos y, como venían de una educación estricta en la escuela, eran como un soplo de aire fresco.

Ese viaje para mí fue inmenso y una experiencia transformadora, y lo que he recogido no lo cambiaría en absoluto, no me arrepiento de nada, no hay nada negativo en eso. Los que nos hemos propuesto lograr retos, hemos sido muy, muy afortunados en conseguirlos, así que para mí solo hay una respuesta positiva a ese camino.

¿Cuál ha sido el mejor acierto de tu carrera?

Tengo que decir que uno fue ser el ganador del peluquero británico del año; ya que, aunque de las diecisiete categorías todas cuentan con muchísimo prestigio, ser el mejor peluquero británico es el más prestigioso de todos.

Ese momento fue increíble, haber sido galardonado por mis compañeros es el mejor premio. Pero el éxito se compone de los acontecimientos de la vida, por ejemplo, ver al equipo construir una clientela y ganar premios, tener una marca que funcione, abrir nuestro salón en 1996 y tener dos hijas preciosas.

Es un viaje, no es un evento único que iguala el éxito y debes estar con los pies en el suelo para conseguir tener éxito en la vida en general.

¿Cuál es el próximo proyecto?

Vamos a lanzar nuestro proyecto en formación D & J Ambrose. Nuestro galardonado equipo está listo para presentar por todo el mundo espectáculos y seminarios y enseñar cómo podemos adaptar la formación a la forma de trabajar para cualquier marca o salón.

Nuestro objetivo es continuar creciendo y nutrir a nuestro equipo, dar apoyo mediante la educación y ayudar a otros profesionales a convertirse en individuos fuertes. Y luego, siempre estoy trabajando en imágenes, ¡mi proyecto es siempre la creación de imágenes!